Cómo saber si tu edificio o vivienda tiene amianto

El amianto es un material que convive con nosotros desde hace muchos años. Es un vecino poco amistoso, de hecho es un material altamente peligroso en el que los ayuntamientos están invirtiendo grandes sumas de dinero para eliminarlo de instalaciones públicas, y en dar ayudas a comunidades de vecinos para retirarlo de sus edificios.

El amianto, también conocido como fibrocemento o asbestos, se puede encontrar en distintos lugares de un edificio. Los más comunes son:

  • En las cubiertas de uralita.
  • En las bajantes de fibrocemento.
  • En los sistemas comunitarios de calefacción, ya que la fibra de amianto se utilizaba como material de aislamiento.

Pero lo cierto es que el amianto puede estar en pinturas, aislantes en las paredes, cisternas, depósitos, cuadros eléctricos y un largo etcétera.

¿Por qué hay tanto amianto en nuestras viviendas?

En los años 60 y 70, con el gran boom de la construcción, el amianto fue el material preferido para utilizarlo como aislante en los edificios, ya que por su composición resiste las altas temperaturas, aísla a la perfección del frío y del calor y, además, es muy económico. Lamentablemente, con los años, se supo que la exposición a las fibras de amianto suponía un peligro mortal que podía causar varias afecciones pulmonares de extrema gravedad, como fibrosis y cáncer. La gravedad es tal, que desde el año 2002 es un material prohibido en España y la totalidad de la Unión Europea lo prohibió en 2005, sin embargo, en otros países en vías de desarrollo se continúa utilizando.

Claves para detectar si una construcción tiene amianto

  • Si tu vivienda está construida antes de los años 80, es altamente probable que hayan utilizado amianto como uno de los materiales de construcción.
  • Consulta el informe técnico del constructor, en él deberían aparecer los materiales empleados.

No hay muchas más maneras de detectar de manera segura la presencia de amianto a simple vista. El mejor consejo que te podemos dar si tienes dudas sobre si tu vivienda tiene amianto es que contactes con una empresa especializada en retirada de amianto como es VALÍA.

Procedimientos seguros de retirada de amianto

La retirada de amianto está regulada por la Ley 31/1995 de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales. En ella se establecen las medidas preventivas para la protección de los trabajadores contra los riesgos derivados de la exposición al amianto durante el trabajo. Nuestros técnicos especializados en retirada de amianto están formados en esta materia y van protegidos por monos, guantes y una máscara integral con filtros, para evitar la inhalación de las fibras. Además, es necesario que la empresa ejecutora esté inscrita en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA), como es nuestro caso.

Ante una actuación de retirada de amianto, nuestro equipo técnico y profesional se ocupa de:

  • Identificar los materiales que contengan amianto.
  • Elaborar el plan de trabajo específico para cada actuación de retirada de amianto, presentarlo ante la autoridad laboral y realizar su seguimiento hasta la obtención de su aprobación.
  • Retirar los materiales con amianto por personal cualificado, incluso en lugares de difícil acceso.
  • Realizar las mediciones, analíticas e informes necesarios para comprobar que las zonas afectadas por los trabajos quedan libres de fibras de amianto.
  • Transportar los residuos con amianto hasta vertederos homologados.

Todos estos trabajos se ejecuten según estrictos procedimientos de seguridad que garanticen la salud de todas las personas que se expongan a estos materiales, estableciendo perímetros de seguridad y aislando áreas durante el proceso de retirada de los materiales.

Si crees que en tu vivienda o edificio puede haber materiales que contengan amianto, ponte en contacto con nosotros y daremos solución al problema con rapidez y seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.