La retirada total de amianto en los edificios, cada vez más cerca

El pasado mes de marzo la justicia reconocía que la muerte del conocido presentador José María Íñigo, a causa de un cáncer, se debió a estar expuesto e inhalar amianto en los estudios de TVE. El asbestos, al deteriorarse, empieza a liberar sus fibras, que son las causantes de las enfermedades. A ellas estuvieron expuestos durante muchos años presentadores, trabajadores, invitados e incluso el público que asistía a los programas.

Esto no es un hecho aislado. Muchas personas han enfermado en toda España, y de ellas un alto porcentaje han fallecido, por estar expuestas a este ‘venenoso’ material.

Desde 2002, gracias a una directiva de la Unión Europea, ya no es posible fabricar productos que contengan amianto. Sin embargo, hasta esa fecha, especialmente desde los años 60 y al menos hasta los 90, se utilizó de manera generalizada para la construcción de edificios públicos y privados, porque tenía dos grandes virtudes: su capacidad aislante y su bajo precio. Por este motivo, a día de hoy se puede encontrar amianto en casas, colegios, en el metro, en naves industriales, en edificios de viviendas y oficinas…

Una ley obligará a realizar un censo público de instalaciones con amianto

Finalmente ha sido necesario legislar para poder tomar medidas definitivas para la retirada de amianto en las viviendas y construcciones que lo alberguen. Desde Europa, a través de una Resolución del Parlamento Europeo de 14 de marzo de 2013, se marcó el año 2028 como el límite para eliminar de manera segura el amianto. Para ello proponía a los estados miembros trabajar en planes de acción para poder cumplir con el mandato y los plazos.

En España ya hay varias comunidades autónomas que han tomado la iniciativa, entre ellas la Comunitat Valenciana, que en 2015 puso en marcha un plan para la retirada del asbestos de los colegios públicos.

El empujón final se va a dar gracias a la nueva ley de residuos y suelos contaminados en la que trabaja actualmente el Ministerio para la Transición Económica, que obligará a todos los ayuntamientos  de España a elaborar un censo público de instalaciones con amianto y un calendario para la retirada de este material cancerígeno.

El interés es tal que se está considerando que se abra el acceso a Fondos Estructurales Europeos para planes de erradicación de amianto.

¿Quieres saber si tu casa o el edificio donde está tu vivienda tiene amianto? En el enlace te damos algunas pistas.

Retirada de amianto por empresas especializadas y autorizadas

La peligrosidad de exponerse a las fibras del amianto, presente en la mayor parte del fibrocemento,  obliga a que su retirada se ejecute según estrictos procedimientos de seguridad que garanticen la salud de todos los implicados. Este proceso de trabajo también está regulado a nivel europeo, estatal y autonómico, para no dejar al azar aspectos como:

  • La adecuada formación de los trabajadores que realizan la retirada del amianto.
  • Que estos, en su actuación, cuenten con equipos de protección individual adecuados (EPIs).
  • Que se lleven a cabo mediciones personales y ambientales para garantizar que los espacios afectados quedan libres de contaminación.
  • Que el material retirado se traslade a una gestor de residuos autorizado.

Además, los trabajos con riesgo de amianto requieren de un plan de trabajo que debe ser evaluado y aprobado por la autoridad laboral competente en cada Comunidad Autónoma.

En VALÍA GRUPO somos empresa especializada en retirada amianto. Nuestros técnicos especialistas se trasladan a cualquier punto de la Comunitat Valenciana, con la unidad de desinfección, para poder proceder con la seguridad y exigencias de trabajo que requiere una labor de alto riesgo, como es esta. Si necesitas saber si una construcción tiene amianto o retirar fibrocemento, ponemos nuestra experiencia a tu disposición.

Related posts