Instalaciones ocultas a los ojos pero no para Valía

La superposición de pavimentos es algo muy habitual en cualquier ciudad e incluso viviendas. Esto, que resulta cómodo a la hora de ejecutar una obra, puede conllevar una serie de complicaciones a futuro, por ejemplo, con la actuación sobre instalaciones que han quedado enterradas bajo varias capas.

¿Qué hacer cuándo hay una rotura en una instalación de saneamiento sobre la que hay que actuar y a la que no podemos acceder?

Una, picar, con todo lo que conlleva. Otra, contar con una empresa que disponga de tecnologías de detección. Esa opción, sin duda, es la más económica y eficiente. Es por esto que en Valía contamos con sistemas de detección con los que localizamos, con total exactitud, la instalación sobre la que hay que trabajar, aunque esté inaccesible a varios metros de profundidad.

Nuestras tecnologías permiten saber la distancia a la que se encuentra el foco del problema, pero no sólo esto. Si hablamos de redes de saneamiento, podemos determinar incluso su trazado sin necesidad de realizar ninguna cata, ni por tanto ninguna obra.

En consecuencia, los plazos de ejecución se reducen y también lo hace el presupuesto.
En Valía tenemos claro que la optimización del tiempo y del coste de las actuaciones son dos valores que nuestros clientes tienen muy en cuenta, y en esa línea, como no podía ser de otra manera, es en la que trabajamos.

¿Te has encontrado con este problema? Déjalo en nuestras manos, y en las de nuestras tecnologías.

Related posts